Adelgazar ahora deja su huella en el futuro

Parece un acertijo de ciencia-ficción, pero no lo es. Resulta que luego de un prolongado estudio del University College London (UCL) publicado recientemente por The Lancet Diabetes & Endocrinology, se concluye que bajar de peso a cualquier edad durante la adultez, reduce notablemente los riesgos de padecer dolencias cardiovasculares durante la vejez… incluso si se trata de modestas rebajas o se recupera parcialmente el peso perdido.

La investigación es única en su tipo, pues dio inicio recién terminada la II Guerra Mundial sobre una muestra de 1273 hombres y mujeres británicos. Los participantes fueron clasificados en obesos, con sobrepeso y de peso normal durante tres momentos de sus vidas, tomándose como marcador de riesgo cardiovascular el grosor de pared de la carótida después de los 60 años. Síntomas como elevada presión sistólica, palpitaciones, falta de aire o prediabetes suelen relacionarse con cardiopatías.

Dos conclusiones saltaron a la vista según el profesor John Deanfield, conductor del estudio. La primera, que cuando pasamos de la categoría de obeso a la de sobrepeso o de esta a normal, tienen efecto cambios en el organismo que se reflejan no solo de inmediato, sino a muy largo plazo. La segunda, que a mayor exposición a la grasa corporal o adiposidad en la adultez, mayores riesgos cardiovasculares en la senectud.

Comentando el citado estudio, dos investigadores del Harvard School of Public Health de Boston añadieron la importancia no solo de adelgazar sino también de prevenir la obesidad desde edades tempranas, hecho en el  que juega un rol determinante la alimentación adecuada y la realización de ejercicio físicos sistemáticos.

Excelentes modalidades para lograrlo son los ejercicios cardiovasculares, entre los que destacan el Aerobic, el Step , el Combat, el Ciclo Indoor , …. Mediante la ejecución de estas seguras y fáciles rutinas no solo aumenta el gasto calórico del organismo sino que fortalecemos todo el sistema osteomuscular, con lo cual también se incide a mediano y largo plazos en la quema de calorías sobrantes, aspecto fundamental para bajar de peso.

De manera que con todos los elementos y razones en la mano, no deberíamos perder más tiempo para adelgazar, siempre que lo necesitemos.  Recuerda que nunca es tarde para bajar de peso, pues los frutos no se reducen al presente, sino que a largo plazo también están garantizados.

Seis buenos consejos para comer menos

Casi todos hemos pecado de comer compulsivamente alguna vez, sin que por ello padezcamos un Trastorno de la Conducta Alimentaria. Pero en todo caso, comer en exceso es  la causa fundamental de la obesidad y todas sus secuelas. Repasemos una interesante selección de consejos para comer menos, aparecida originalmente en Health.com

 Jamás saltes el desayuno.

Vieja regla probada ahora con sustento estadístico: los que no desayunan consumen 40% más dulces, 55% más refrescos, 45% menos vegetales y 30% menos frutas que los que desayunan… como un rey. Una buena manera para alejarnos de comer compulsivamente durante el resto del día.

Come despacio.

La digestión comienza con las enzimas salivares, en la boca. Cuando masticas bien los alimentos todo el sistema digestivo funciona mejor, haciendo más eficaz la alimentación. Tanto es así que en la Universidad de Rhode Island han demostrado que quienes comen despacio toman cuatro veces menos calorías por minuto y a pesar de ello se sienten saciados más rápido que quienes engullen la comida.

Distribuye las comidas en pequeñas porciones.

Los que comen de cuatro a seis veces durante el día mantienen el apetito más a raya que los que lo hacen dos o tres veces, por lo que estos últimos finalmente terminan ingiriendo más calorías que los primeros, viéndose más tentados a comer compulsivamente. Lo dice la Universidad del Estado de Arizona.

Evita las dietas sin grasas.

Está bien alejarse de las grasas saturadas de origen animal, pero no todas las grasas son iguales. Por ejemplo el ácido oleico, abundante en aguacates, frutos secos y aceites de oliva, estimula la secreción de un compuesto intestinal que actúa sobre los nervios y envía una señal de saciedad al cerebro. Lo afirma la Universidad de California, campus Irvine.

Emplea más condimentos olorosos.

Albahaca, menta, jengibre, tomillo, canela… te ayudarán a comer menos, según dice un reciente estudio en el que los sujetos servidos con alimentos aromáticos comieron entre 5 y 10% menos que aquellos servidos con el mismo platillo, pero sin tales condimentos.

Ejercítate lo suficiente.

Además de quemar calorías, acelerar el metabolismo y fortalecernos, los ejercicios repercuten positivamente sobre las neuronas productoras de señales de saciedad. Según la Universidad de Exeter, un pequeño paseo de 15 minutos es preferible a un simple descanso de oficina, pues reduce hasta en un 50% el tamaño de las meriendas laborales. Claro que para lograr el beneficio pleno de los ejercicios  habrá que involucrarse en su práctica sistemática. Cualquier ejercicio ( Aerobic, Step, Pilates, Running, Natación, Ciclismo o Ciclo Indoor, etc… ) vendrán a complementar exitosamente todo esfuerzo dirigido a comer menos.

¿Debo comprar un DVD de ejercicios?

Entre los que prefieren entrenar en casa resulta común el impulso desenfrenado de salir a comprar un DVD de ejercicios para apoyar sus rutinas. Pero cuidado, mucho cuidado con los  impulsos pues realmente no es imprescindible hacerlo y lo que es peor, pudiera resultar incluso una mala idea.

DVDs de ejercicios los hay por doquier, tanto online como al doblar de cualquier esquina, pero quizá justo en ello resida el problema: Algunas de dichas ofertas suelen ser verdaderas estafas, mientras que una buena parte son materiales realizados hace muchísimo tiempo ( con rutinas de ejercicios, coreografías, etc…  desfasadas – Se puede ver a veces simplemente mirando la vestimenta que llevan los “en teoría instructores” con “calentadores” en los tobillos para hacer aerobic, cinta en el pelo tipo tenista para hacer spinning, etc… ) otros DVDs nos encontramos que están realizados por personal no culificado que en el peor de los casos podrían poner en peligro tu salud.

Y es que la espontaneidad y el embullo de iniciarse en una nueva actividad no deberían echar por la borda la sabia decisión de incorporar los ejercicios físicos a la rutina diaria. Son miles los que se lanzan a comprar un DVD de ejercicios sin siquiera consultar las opiniones de otros consumidores o al menos ver una previa del mismo. Conozco quienes poseen decenas de ellos y simplemente no los usan.

Para comenzar a entrenar en casa, y con la evolución de la tecnología actual, nada mejor que un sitio online de ejercicios ( un gimnasio online ). Donde una vez comprobado que sea un sitio registrado, 100% legal, con experiencia, bien estructurado y con instructores acreditados podrás seguir los ejercicios ( rutinas y coreografías actuales, etc… ) como si un gimnasio presencial se tratara.

Además de constituir vías seguras, verificables, permanentes y asesoradas por instructores profesionales, los buenos sitios online de ejercicios ofertan como plato fuerte una amplia variedad de ejercicios cardiovasculares como AerobicCiclo Indoor/Spinning, Step o Pilates, todos ellos presentados por monitores profesionales y organizados en varios niveles de complejidad para que escojas el que mejor se adecúe a tus necesidades.

Los sitios online de ejercicios requieren del pago de una pequeña suscripción, mediante la cual el cliente puede acceder en cualquier momento del día o de la noche a las video clases disponibles que se haya suscrito, requiriendo apenas de una pantalla y servicio de internet de banda ancha. Nada mejor para entrenar en casa… y claro, los sitios más seguros de sí mismo ofrecen algunos videos gratuitos, excelente manera de apreciar la calidad de la oferta.

También los dueños de gimnasios  suelen emplear estos sitios online de ejercicios ( en su parte profesional ) con vistas a apoyar el trabajo de sus técnicos. De la misma manera, previa subscripción pagada y mediante canales de TV Online personalizados con el logo de sus respectivos centros, pueden los dueños de gimnasios acceder al amplio universo de video clases, software de creación de gráficas, rutas virtuales y blogs para intercambiar experiencias.

Así que cuidado con salir a comprar un DVD de ejercicios de forma imprevista. Mi consejo es que pruebes primero con un buen sitio online de ejercicios… de seguro tus expectativas, por diversas y amplias que sean, quedarán cubiertas.

Comidas a evitar para perder barriga

En la actualidad una buena parte de los alimentos disponibles son procesados industrialmente, ya sea para hacerlos más atractivos o para poder envasarlos. Veamos lo que aconseja el sitio NaturalNews sobre un grupo de alimentos de este tipo que deberíamos alejar de nuestras mesas… si de perder barriga y mantener la forma se trata.

Refrescos.

La mayoría de los refrescos son pura caloría líquida, vacías por demás y químicamente manipuladas. Por ejemplo, el endulzante en la mayoría de estos refrescos es sirope de maíz enriquecido con fructuosa, un producto al que se ha potenciado artificialmente su nivel de dulzura. En un estudio con ratas, las que se alimentaron con este sirope no solo engordaron más que el resto sino que desarrollaron… mayores diámetros abdominales. Mala idea para perder barriga.

Panes blancos y dulces. 

La harina refinada con que se hacen estos panes y dulces ha sido despojada de fibras, vitaminas, minerales y trazas,  quedando apenas un carbohidrato neto que es procesado de inmediato por el organismo provocando aumentos súbitos de insulina y glucosa en sangre. Si se mantiene esta situación, los riesgos de obesidad ventral crecen notablemente, sin contar otros desajustes como la diabetes tipo II.

Etanol.

El etanol es un tipo de alcohol, justo el que se emplea en cualquiera de las bebidas alcohólicas conocidas.  No es más que azúcar altamente refinada, pues se obtiene básicamente de la fermentación de jugos de gramíneas y vegetales. Para el sistema digestivo es un carbohidrato vacío más, que se incorpora de inmediato al flujo sanguíneo y provoca los mismos efectos, por ejemplo, que el pan blanco con respecto a la insulina y la glucosa. No recomendable para mantener la forma.

Hamburguesas… especialmente con patatas fritas

Nadie las confunda con un buen pedazo de carne magra, porque están hechas básicamente con las partes más grasientas de reses y cerdos, es decir, casi todas las marcas de hamburguesas son ricas en grasas saturadas de origen animal, una mala consejera para la salud humana y nada aconsejables para perder barriga. Si van metidas en panes blancos y acompañadas de patatas fritas industriales ( cocinadas en recalentados aceites vegetales pobres en Omega 3 y ricos en grasas trans ) son la combinación perfecta para perder salud.

Si evitamos estos alimentos habremos dado un paso firme en lo tocante a perder barriga, pero no olvides que los ejercicios físicos sistemáticos resultan imprescindibles para complementar una buena dieta en aras de la salud.

Si aún no has comenzado su práctica, un buen inicio podría ser  el TBC ( Total Body Aconditionament ), un ejercicio que como su nombre indica está diseñado para acondicionar la totalidad del cuerpo. Mezclado con las coreografías de Step, te hará más fácil mantener la forma, combinando diversión, fortalecimiento y salud cardiovascular