Spinning después de una lesión: consejos que tener en cuenta

      Comentarios desactivados en Spinning después de una lesión: consejos que tener en cuenta

Después de una lesión debemos tener en cuenta ciertas precauciones a la hora de realizar spinning para recuperarnos del mejor modo posible mientras disfrutamos de los beneficios de este deporte de un modo correcto potenciando al máximo todos los beneficios que tiene para nuestra salud.

Cómo retomar las sesiones de spinning tras una lesión

Después de una lesión es importante que hagamos ejercicio físico teniendo muy presente nuestras características físicas en ese momento, sin ponernos nerviosos por no llegar al objetivo que deseamos, es mejor ir poco a poco y recuperarse que sobrepasar los límites de nuestro cuerpo y empeorar la lesión. A continuación, desde telegim TV ofrecemos algunos consejos para que las sesiones de Spinning después de una lesión sean productivas y satisfactorias:

  • Comienza todas las sesiones de spinning con un estiramiento adecuado.
  • Ten en cuenta que precisarás un periodo de adaptación al entrenamiento.
  • Conoce tu cuerpo, su capacidad de acción y resistencia adaptando el entrenamiento del modo preciso.
  • No fuerces, pues esto podría empeorar la lesión.
  • Conviene realizar un suave masaje en la zona en la que ha habido lesión después de cada entrenamiento.
  • Aumenta de manera progresiva la dificultad en los entrenamientos.
  • Consulta con tu médico y con otros especialistas como fisioterapeutas para ver el tipo de ejercicio que te conviene más o si hay alguno a evitar.

Para un deportista, una lesión supone un gran inconveniente ya que, además del trastorno que esta provoca en la vida diaria, supone un parón e incluso en muchas ocasiones un retroceso dentro de la capacidad para entrenar. Es muy  probable que tras la lesión, el deportista deba retomar las clases de spinning con un nivel inferior pero con constancia y realizando todo de manera correcta, poco a poco la recuperación será un éxito.

El spinning como aliado para prevenir y recuperarnos de lesiones

El spinning es un deporte que puede servir como auténtico aliado para la prevención o la recuperación de lesiones. Realizar ejercicio físico de manera rutinaria siguiendo las pautas correctas ofrece grandes beneficios para la salud. Tener un sistema músculo-esquelético fuerte sólo se puede lograr trabajándolo y el spinning o ciclo indoor es una apuesta segura para ello.

Uno de los beneficios de practicar spinning más significativo es el fortalecimiento de grupos musculares, el ciclismo indoor trabaja de modo principal las piernas y los glúteos, pero también involucra músculos secundarios del tren superior ya que todos los músculos del cuerpo podemos decir que “trabajan en cadena” a la hora de subirnos en la bicicleta.

Un entrenamiento seguro empieza por un autoconcepto adecuado, es preciso ser conscientes de nuestras capacidades y limitaciones ya sean permanentes o puntuales ante una lesión, esto hará que amplifiquemos los beneficios de cada sesión de spinning de un modo exponencial repercutiendo de manera positiva en todos los aspectos de  nuestras vidas.