Consejos de spinning para dummies

      Comentarios desactivados en Consejos de spinning para dummies

¿Te has animado a iniciarte en el spinning? ¡Enhorabuena! Vas a descubrir y a disfrutar de un ejercicio aeróbico tan divertido como beneficioso para tu salud. Y, si lo que buscas es perder esos kilitos que has ganado en los últimos tiempos, lo vas a conseguir en menos de lo que piensas.

Pero, como pasa en cualquier otro tipo de ejercicio, no se puede empezar de cualquier manera. Hacerlo así podría implicar algún riesgo, como lesiones o molestias por malas posturas o sobreesfuerzos. Para que eso no te ocurra, desde Telegim TV queremos darte algunos consejos básicos para que te inicies en el spinning. Síguelos y no solo evitarás riesgos, sino que disfrutarás mucho más. ¡Comenzamos!

Iníciate en el spinning con seguridad

Lo mejor del spinning es que puedes practicarlo en casa. Solo necesitas una bicicleta estática (adecuada, eso sí) y muchas ganas de ponerte en forma o de practicar un tipo de ejercicio que hasta ahora no entraba en tus rutinas habituales. Si ya cumples estos dos requisitos, solo te queda empezar siguiendo algunos consejos básicos:

Ropa y calzado: sí, tal vez vayas a practicar spinning en casa, pero eso no quiere decir que te puedas poner cualquier cosa. Debes ponerte ropa ligera y que transpire bien porque vas a sudar… ¡y mucho! Por supuesto, también debes usar un buen calzado.

Estiramientos: es algo que nunca, nunca debes olvidar. Pero si vas a iniciarte en el spinning, recuerda que es un ejercicio muy exigente. Si quieres evitar lesiones y recuperarte antes de los esfuerzos no debes pasar jamás por alto los estiramientos ni antes ni después del ejercicio.

Bici: tu bicicleta de spinning debe adaptarse a ti, si fuerzas la postura puedes provocarte sobrecargas. Regúlala bien. ¿Cómo? El sillín debe estar a la altura de tu cadera y con un retroceso que haga que la rótula no sobrepase la punta del pie al pedalear. El manillar, por su parte, debe estar colocado de modo que tu espalda quede recta en la postura en la que te sientas más cómodo.

Postura: cuando practicas spinning debes intentar no estar rígido si no quieres que tu espalda y tu cuello sufran. Los codos deben estar semiflexionados y los brazos apoyados en el manillar, no sueltes las manos de él nunca.  Y, como te decíamos un poco más arriba, la espalda debe estar siempre recta.

No te fuerces en exceso: seguramente comiences (si no lo has hecho ya) la práctica de spinning con muchas ganas. ¡Cuidado! Es un ejercicio muy beneficioso, pero muy intenso. Sobre todo si no estás habituado a hacer deporte, tómatelo con calma. De nada servirá machacarte el primer día. Lo mejor es que vayas subiendo de intensidad poco a poco para ir acostumbrando a tu cuerpo al esfuerzo.

Agua: debes tener siempre a mano una botella y beber cada poco tiempo. Practicando spinning vas a sudar mucho y es importante que no te deshidrates. Hablando de sudor, otro elemento imprescindible que debes tener cerca es una toalla para secarte.

Clases virtuales: si vas a practicar spinning en un gimnasio, no habrá mayor problema, los monitores te dirán lo que debes hacer y corregirán errores. Pero si l o vas a practicar en casa es importante que lo hagas siguiendo clases virtuales que te guíen, así será más divertido y evitarás riesgos.

Si no lo has probado aún, anímate a practicar spinning. Es un ejercicio que te va a exigir un gran esfuerzo, cierto, pero que te va a aporta infinidad de beneficios. Con su práctica vas a mejorar tu salud cardiovascular, vas a tonificar los músculos, vas a liberar estrés y, si lo que buscas es adelgazar, podrás decir adiós definitivamente a esos kilos de más.