Cómo tratar una lesión deportiva de forma eficaz

      Comentarios desactivados en Cómo tratar una lesión deportiva de forma eficaz

Las lesiones en el deporte pueden llevar consigo trágicas consecuencias para los deportistas. Lo que en un principio parece ser una ligera molestia puede desencadenar en una importante lesión provocando con ello que el deportista ya no pueda practicar su deporte favorito o, aún más, que deba decir adiós al mundo del deporte si dicha lesión no se trata como debiera.

Por ello hay que tener muy en cuenta cómo tratar una lesión deportiva de forma eficaz en cualquiera que sea el deporte que practiques, también en el ciclismo indoor. Está claro que al sufrirla necesitas reaccionar rápido pero siempre deberá ser un facultativo o profesional el encargado de dictaminar qué debes hacer y cómo debes actuar en todo momento.

Es importante que sepas que en el tratamiento de lesiones deportivas  las 24 horas posteriores a dicha lesión son las más importantes en cómo tratar una lesión deportiva eficazmente. Éstas marcarán la evolución que la lesión deportiva tendrá durante toda su trayectoria y su posterior recuperación. Por ejemplo, la inflamación variará dependiendo de cada lesión y disminuirla es algo vital cara a tratar una lesión deportiva en fase primaria.

El uso de hielo como primera reacción ante una lesión es más que aconsejable. Aplicarlo sobre el área afectada durante 10 minutos un mínimo de cinco horas ayudará a los tejidos dañados. En el tratamiento de lesiones deportivas en Madrid la compresión es otra alternativa. El uso de una venda cómoda y elástica para rebajar las hemorragias y las zonas inflamadas es una buena opción.

Si te preguntas cómo tratar una lesión deportiva eficazmente, debes saber que la parte daña tiene que estar elevada y nunca tumbada en el tratamiento de una lesión deportiva. Se reducirá la inflamación. Y, como no, descanso, reposo y tranquilidad. Técnicas que nunca fallan y hasta cuando el dolor ya no exista, el daño en el tejido persiste y hay que cuidarlo. Por lo tanto queda prohibido volver a practicar ejercicio e incluso hacer movimientos medianamente importantes hasta que no hayan pasado 48 horas desde la lesión deportiva.