¿Qué músculos se trabajan en la bicicleta elíptica?

      Comentarios desactivados en ¿Qué músculos se trabajan en la bicicleta elíptica?

La bicicleta elíptica es una máquina muy completa que permite trabajar todos los músculos del cuerpo. Esto la convierte en una excelente herramienta para incluir en tu entrenamiento. Sin embargo, puede que te estés preguntando qué músculos concretos se trabajan en la bicicleta elíptica. A continuación, los descubrirás.

Músculos de la parte inferior del cuerpo

La bicicleta elíptica es una máquina excelente para trabajar el tren inferior. Uno de los primeros músculos que se esfuerzan al subir en la elíptica son los gemelos. Para que el trabajo sea mejor se recomienda mantener el pie apoyado en todo momento sin levantar los talones.

Sin embargo, otro de los músculos que también se esfuerzan durante este ejercicio, aunque no lo parezca, son los glúteos. De hecho, si deseas un trabajo mucho mayor te recomendamos que pedalees hacia atrás. En ocasiones, puedes ponerte en posición de casi sentadilla para conseguir un trabajo mayor de este músculo.

Los últimos músculos del tren inferior que se ejercitan de una forma continua en la bicicleta elíptica son los cuádriceps. No obstante, también lo hace la parte de atrás de la pierna que se conoce como tendones de la corva. Pero, al igual que con los glúteos, se ejercitarán más si pedaleas hacia atrás.

Músculos de la parte superior del cuerpo

Como has podido ver, el trabajo del tren inferior es muy completo, pero esto también ocurre con el superior. En este caso, si seguimos subiendo a partir de los cuádriceps nos encontraremos con la espalda. Gracias a los mangos de la elíptica esto es posible. No obstante, también recomendamos pedalear sin agarrar los mangos en determinadas situaciones para mejorar la postura corporal.

Al igual que se realiza un gran trabajo en la espalda, lo mismo sucede con el pecho. El movimiento que realizas con los brazos cuando coges los mangos de la bicicleta elíptica te permite trabajar los pectorales y los hombros. Por esta razón, aunque haya momentos en los que no te agarres a ellos, te aconsejamos que la gran parte del tiempo que pases en la elíptica si los utilices.

Por último, la bicicleta elíptica ejercita tanto los bíceps como los tríceps. Esto es posible gracias al movimiento que realizas cuando empujas y tiras los mangos o barras móviles de esta máquina. Aunque no lo parezca, estás realizando un ejercicio activo de estos dos músculos tan importantes de tus brazos.

Un consejo muy importante es que siempre mires al frente cuando estés en la bicicleta elíptica. Mirar hacia tus pies hará que adoptes una postura muy incómoda y perjudicial para la salud de tu espalda y cervicales. En Telegim verás cómo el profesor en las clases virtuales mira hacia delante y mantiene en todo momento una postura correcta. Tenlo en cuenta.

Asimismo, no te olvides de estirar una vez hayas finalizado el entrenamiento. Hazlo tanto del tren superior como del inferior pues, como ya has podido ver, la bicicleta elíptica te ayuda a realizar un trabajo muy completo. Todo ello, sin tener que cambiar de máquina.