10 razones por las que practicar yoga después de trabajar

      Comentarios desactivados en 10 razones por las que practicar yoga después de trabajar
0 Flares Twitter 0 Facebook 0 Filament.io 0 Flares ×

Cada día hay más personas que practican yoga y no es casualidad. Esta disciplina asiática tiene cantidad de efectos positivos para el cuerpo y la mente y ha demostrado ser un elemento clave en la lucha contra el estrés tan asociado a muchos trabajos y a la sociedad en la que vivimos.

Una de las mejores maneras de practicar el yoga, es justo después del trabajo. Los expertos coinciden en que es el mejor momento de la jornada por varias razones. En primer lugar, por el hecho de que nuestro cuerpo está “despierto” ya que aún venimos con el vigor del trabajo y, en segundo lugar, porque es el momento de intentar pasar a otro estado espiritual y mental gracias a la relajación a la que induce el yoga. En este artículo os daremos algunas razones por las que practicar yoga después de llegar de trabajar.

10 razones para hacer yoga después del trabajo

1. Te ayuda a desconectar: Sin duda, una de las principales razones para practicar yoga después de trabajar es esta parte que tiene que ver con el fin de una fase y el principio de otra. Practicar yoga es darle al botón de pausa y, ¿Qué mejor momento para hacerlo que tras un ajetreado día en el trabajo?

2. Te relaja: El yoga tiene efectos muy positivos para favorecer la relajación del cuerpo, no sólo de los músculos sino también de la mente. Así, diversos estudios han corroborado que practicar yoga en muchas personas tiene efectos muy benéficos de cara  combatir el estrés y el nerviosismo producido por el trabajo u otras situaciones cotidianas.

3. Desarrolla tu conciencia: El yoga permite tomar el tiempo suficiente para parar, reflexionar y ser más conscientes de qué tenemos y de qué queremos. Nos ayuda a conectar con nuestro “yo” interno.

4. Ayuda a tu corazón: Las mismas razones por las que el yoga es bueno para combatir el estrés se aplican a la salud circulatoria y al corazón. Un cuerpo y una mente relajados son los mejores aliados contra cualquier enfermedad del corazón.

5. Controla el peso: La calma y la relajación a la que nos induce el yoga puede hacer que comamos menos compulsivamente, por lo que es un complemento ideal en la lucha contra esos kilos de más que tenemos.

6. Aumenta tu fuerza física: No hay que olvidar que los ejercicios de yoga son tremendamente positivos para los músculos. Practicar yoga refuerza nuestra fuerza física.

7. Mejora tu respiración: Los ejercicios de relajación y respiración que se realizan durante el yoga son una excelente ayuda para luchar contra afecciones del sistema respiratorio y aprender a respirar correctamente.

8. Mejora la flexibilidad: Del mismo modo que se fortalecen los músculos, también mejora ampliamente la flexibilidad gracias a practicar yoga después de trabajar

9. Reduce el dolor: Un cuerpo más fuerte y más flexible así como una mente más relajada supone, directamente, una mayor resistencia al dolor y un menor padecimiento de afecciones musculares o ligadas al estrés.

10. Fácil de desarrollar: a diferencia de otras actividades o deportes que necesitan de grupos o equipos o, incluso, instalaciones especiales, una de las ventajas del yoga es que puede ser practicado en casi cualquier sitio.